.
Seleccionar página

Cerrajeros Alcorcon  que las bisagras son muy necesarias, tanto para puertas como para ventanas, e instalarlas puede parecerte difícil, pero no lo es tanto. Algunas veces nos tocará instalar bisagras porque al caerse la puerta o la ventana caen con ellas, y es un problema cuando eso pasa.
Sin las bisagras, no podrías sostener las puertas o las ventanas, por eso es primordial saber instalarlas y mantenerlas. En este artículo te enseñaremos lo fácil que es instalar una bisagra y qué herramientas usar para ello, que en su mayoría las tienes en casa.
Herramientas a usar
El gramil.
Un martillo.
Cinta métrica.
El destornillador.
Un taladro.
Las brocas.
Un punzón.
Una escuadra.
Un formón.
Si no cuentas con todas las herramientas, toma en consideración que el adquirirlas no te saldrá muy costoso y además será una inversión que te permitirá realizar múltiples reparaciones futuras.
Materiales
Bisagras.
Clavo común.
Tornillos.
Tarugo de madera.
Cola fría.
Pasos a seguir
Usamos la bisagra para guiarnos y marcar la profundidad y altura.
Cortamos el perímetro sosteniendo la parte de forma vertical, con el biselado hacia el interior de la puerta.
Golpeamos de forma suave con el lado plano de la cabeza del martillo hasta la profundidad que se desea.
Cortamos por uno de los lados, donde se pueda ver el marcado de la profundidad que se desea.
Hacemos unos cortes en serie, de forma paralela, con 5mm de distancia entre ellos, con la ayuda del formón, a 45° de la superficie, y con el bisel hacia abajo.
Golpea el formón con la parte plana de la cabeza del martillo hasta la profundidad que se desea.
Se quita la madera que sobra, con el bisel del formón hacia abajo.
Sostén el formón en un ángulo bajo y paralelo a la superficie. Usa la presión de la mano nada más para controlar el corte.
Haz unos últimos cortes con el formón casi plano y con el bisel del formón hacia arriba.
Ejerce presión con la mano.
Revisa la profundidad de la bisagra a medida que avanzas.
Continúa sacando madera de un lado a otro. Aquí hay que estar atentos al sacado de las esquinas.
Abre la bisagra y colócala en posición.
Con uno de los clavos, marca un agujero guía.
Taladra los orificios guías con una broca, a la mitad del diámetro del cuerpo de los tornillos.
Tendrás que insertar los tornillos y apretar. Si quedan cortos, tienes que reemplazarlos por unos más largos.
En caso de que tengas que reemplazar los tornillos:
Saca los tornillos uno a uno para no desmontar la puerta.
Reemplaza los tornillos originales por otros del mismo diámetro, pero ¼ más largo. Cuando los tornillos son más largos penetran en la madera sana y sostienen la puerta.
Al seguir los pasos al pie de la letra, la puerta o la ventana tienen que abrir y cerrar sin ningún problema.
Recomendaciones
El formón tiene que estar afilado y sin mellas. Es más seguro usar un formón afilado que uno sin filo para no ejercer tanta fuerza a la hora de rebajar y así evitar problemas futuros.
A la hora de usar el formón, mantén las manos fuera de la línea donde está operando el formón, ya que este se puede ir hacia adelante y ocasionar un accidente.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
PULSE Y LLAME